Desde que tengo uso de razón, la pastelería forma parte de mi vida. Recuerdo en mis vacaciones de verano en el campo, cuando me instalaba en la cocina y preparaba scons, tortas y budines para la hora del té. ¡Era tan chica que tenía que pedir ayuda para prender el horno! Vengo de una gran familia con muchos primos, tíos y amigos, donde las reuniones son una constante. Así que siempre había alguien que me pedía alguna torta para un cumpleaños o unos ricos scons o masitas para una tarde de té.
Con los años, mi pasión por la cocina fue creciendo. Cuando terminé el colegio, hice diferentes cursos cortos, pero siempre me quedaba con ganas de aprender algo más. Estudié Gastronomía y Pastelería en el Instituto Gastronómico Argentino (IAG). De a poco empecé a vender tortas desde mi casa. Ya con más conocimientos, mientras estudiaba en el IAG, empecé a trabajar en restaurantes y empresas de catering. 
Hasta que en junio de 2007, decidí animarme a cumplir mi sueño: abrir mi propio local. Así surgió La Pastelería.
Hoy trabajamos día a día para preparar los más ricos budines, tortas, muffins y cookies para acompañar todos sus eventos. Es un placer ser parte de sus vidas en cumpleaños, bautismos, casamientos o en una simple comida en casa con amigos.
​Nuestro compromiso es realizar los productos como los harían en su casa: con la mejor manteca, el chocolate más rico, un buen dulce de leche, crema y frutas frescas… Y, sobre todo, con mucha dedicación y amor por lo que hacemos.
¡Los esperamos con las cosas ricas de siempre!
 

VICTORIA GUYOT